La primera vez que laves tus jeans es necesario que antes de que decidas sumergirlos en la lavadora, la mejor manera de darles una buena lavada es, en un poco de agua ligeramente tibia o fría, disuelve un poco de detergente suave y deja remojando tus pantalones, volteados al revés durante 40 minutos a una hora. Al final simplemente enjuágalos, ponlos al derecho y déjalos secar al aire libre.
La secadora puede arruinar rápidamente el material, así que lo mejor es que la evites por completo.